Tag Archives: dulces

Happy Halloween

31 Oct

Buenos días a todos.

¡Hoy es Halloween! y mañana será el día de Todos los Santos.

Mi primer contacto con Halloween fue a los 5 años en clase de inglés. Hoy en día todos los niños lo conocen, pero a principios de los años 90 no era tan común que un niño supiera lo que era.

A finales de octubre, mis profes de inglés siempre hacían una clase especial para “celebrar” esta festividad. Nos ponían la película “The Halloween Tree” (la adaptación cinematográfica del libro de Ray Bradbury), nos enseñaban el vocabulario relacionado y nos contaban cómo se celebraba esta fiesta en su país.

11158170_800Película de los años 90 “The Halloween Tree”. En España se conoció como “El Árbol de Halloween”

Me parecía la fiesta más molona de todo el año (más que Navidad) y me preguntaba por qué los españoles no la celebrábamos. Para un niño, Halloween es fantástico: te disfrazas, ves pelis de “miedo” y vas por todas las casas de tu barrio pidiendo caramelos. ¡Fantástico!

20121023beercandycornFoto de aquí

En cualquier caso, yo hoy os quería contar cómo surgió esta fiesta y la razón por la que los niños piden caramelos.

Halloween es la contracción de All Hallows’ Eve (literalmente, víspera (Eve) de Todos (All) los Santos (Hallows). Halloween es una fiesta de origen celta que se celebra en la noche del 31 de octubre en países anglosajones como Canadá, Estados Unidos, Irlanda o Reino Unido.

Como he dicho antes, Halloween tiene su origen en una festividad céltica conocida como Samhain que se celebraba el 1 de noviembre, al final de la temporada de cosechas. Los celtas creían que los muertos retornaban a nuestro mundo convertidos en fantasmas o espítirus en la víspera del Samhain (esto es, el día 31 de octubre). Por ello, los celtas dejaban vino y comida en las puertas de las casas para agasajar a los espíritus buenos y se disfrazaban de fantasmas para ahuyentar a los espíritus malvados o para pasar desapercibidos entre ellos.

En el siglo VIII, los cristianos transformaron el Samhain (recordemos, el 1 de noviembre) en la festividad de Todos los Santos, y su víspera, en Halloween. El día 2 de noviembre (el Día de los Difuntos), los cristianos recorrían las casas ofreciendo oraciones por los muertos de las familias a cambio de unos pasteles llamados cake souls (pasteles de almas). Asimismo, los aldeanos iban por las casas cantando canciones y recitando poesías a cambio de alimentos para el invierno.  En el siglo XIX, los irlandeses llevaron esta tradición a Estados Unidos, en la gran emigración irlandesa. Con el tiempo, la tradición derivó en el famoso “trick or treat” (truco o dulce).

En cuanto a la utilización de calabazas talladas, se trata de una referencia a la leyenda de Jack-o-Lantern (Jack, el de la linterna).

En los países anglosajones, además de repartir caramelos, se elaboran numerosos dulces con la temática de Halloween. Por ejemplo, The Hummingbird Bakery ha preparado estos cupcakes y pasteles:

Fotor0103022162Cupcakes variados, tarta de vainilla y tarta de chocolate

Fotor01030221756Pie de calabaza

Cuando  estuve estudiando en Estados Unidos, compré la revista Halloween: Food, Fun & Crafts que os enseño aquí abajo (está en inglés). Es de Best Recipes y cuesta unos 5 dólares. Todos los años publican un número especial por esta fecha. Podéis comprarla por Amazon o por eBay.

b2b1137fc11e33401b515cd5ba2bd8d5

En España podemos encontrar el libro ¡Un zombie se comió mi cupcake! de Lily Vanilli (editorial El País Aguilar). Aviso a navegantes: hay algunos muy siniestros.

libro-un-zombi-se-comio-mi-cupcake

zombie1

halloween cupcakes spooky frightful lily vanilli_thumb[3]

sweeney-todd

CB400_ZMB_Eyeballs-0006

69-SkeletalZombies

3347

cb400_zmb_mummies-0003

cb400_zmb_ogre_048

devilchanged1

AZombieAteMyCupcake2Este es ya “too much”. Fotos de aquí.

Pequeña reseña bibliográfica que no tiene nada que ver con los dulces: Uno de los libros que más me pudo gustar cuando era pequeña fue libro The Halloween Tree (El Árbol de las Brujas en castellano) de Ray Bradbury. Bradbury escribió este libro en 1972 para explicar a los niños el origen de Halloween y la celebración de la muerte a través de una historia emocionante y llena de aventuras. Lamentablemente, este libro está descatalogado en castellano. Hace un par de años sacaron una reedición en inglés que todavía se puede comprar en Amazon.

9780394824093Portada de la nueva edición de The Halloween Tree

Un beso a todos.

M.

My Sweet … Barcelona (III)

6 May

Y ya para terminar con el tour más dulce, la última parte de My Sweet Barcelona.

Hofmann

Después de redescubrir los caramelos en Papabubble, Roser nos llevó a Hofmann (Flassaders 44), una pastelería exquisita muy cerquita de la famosa catedral de Santa María del Mar.

P1050105

Esta pastelería es propiedad de Mey Hofmann, una de las mías: estudió Ciencias Económicas, arquitectura de interiores, gemología y diseño de joyas. Vamos, nada que ver con esto de darle a las varillas.

Sin embargo su pasión por la gastronomía hizo que fuera galardonada con una estrella Michelin en 2004. Su Escuela de Cocina y su restaurante homónimo son todo un referente en el mundo culinario. De hecho, conozco a varias personas que se mueren por estudiar pastelería allí.

IMG_1904

Me declaro Fan.

Sin duda, la decoración de esta pastelería ha sido de mis favoritas; clásica, de madera y muy dulce. Como dice Chef Bertrand “una pastelería tiene que parecer una pastelería, no una clínica dental” (eso iba por los “modernitos” como los llama él).

IMG_1901

IMG_1903

Esta pastelería tiene unas monas alucinantes, quizás las más elaboradas y fantasiosas que pude ver en todo el tour. Daba muuucha pena comérselas.

IMG_1902

Lo que os decía ¿seríais capaces de comeros a esta dulce foca?

IMG_1900

¿o a estas jirafitas?

IMG_1908

Impresionante mona con forma de Koala que adornaba el escaparate

P1050104

IMG_1906

La colección completa de monas, incluyendo las tradicionales gallinas.

Lo que no me dio ninguna pena comerme fueron varios croissants que estaban de muerte. En especial el de mascarpone. Me encantó. A Álvaro le volvió loco uno relleno de frambuesa. Hacía mucho tiempo que no comía un croissant tan bueno, uno de esos hechos con mantequilla súper jugosos y sabrosos (no esos chungos que te dan en cualquier bar más secos que la mojama con sabor a anís).

IMG_1907Una singular cestita con “huevos”

IMG_1909Unos impresionantes cakes que decían: María, ¡¡¡cómeme!!

Bubó

Después de haber acabado con las existencias de croissants de Hofmann (de hecho al día siguiente volví para repetir), Roser nos llevó a la última parada de este tour por Barcelona: Bubó.

P1050107Bubó es la pastelería de Carles Mampel, un pastelero con tantísimos premios que si los pusiera uno por uno, no acabaría de escribir el post nunca. Es miembro de Relais Desserts, con eso lo digo todo.  Se encuentra en Carrer Caputxes, 10, muy cerca también de la Catedral de Santa María del Mar (aunque también tienen otro local en el centro comercial de Pedralbes).  Por cierto, Mónica de Retrocake estuvo trabajando en el obrador.

bubo

La pastelería tiene un diseño vanguardista muy elegante. Esta foto la he tomado de su página web.

P1050109

Esta es la impresionante mona que tenían en la tienda. Me encanta la temática tradicional de los huevos por Pascua.

Apenas a unos metros de la pastelería, en el número 6 de la misma calle, se encuentra también el Bubó Bar (tenían la terraza a tope, todo sea dicho de paso), donde se pueden tomar unas cañas con unos canapés de muerte mientras disfrutas del ambiente del Born.

***

Bueno, pues aquí termina el tour dulce por Barcelona. Lamentablemente, por falta de tiempo no pudimos visitar ni Escribà ni Oriol Balaguer, que son dos grandes referentes en la repostería de la ciudad.Lo dejamos para otra ocasión.

Finalmente, quiero agradecer a Roser Ferrer otra vez el trabajazo que se marcó para hacer que todos pasáramos tan buen día. Desde aquí le mando un beso enorme.

M.

My Sweet …. Barcelona (II)

28 Abr

Después del éxito de la primera parte….. ¡¡¡aquí tenemos la segunda!!! ¡¡Viva Barcelona!!

DelaCrem

Bueno, pues siguiendo con el súper Tour de Roser, paramos en la mejor heladería de la Historia: DelaCrem (C/ Enric Granados 15-17). No es coña. Es alucinante.

Al y mi padre son los mayores expertos en helados del mundo. Desde que fuimos a Venecia hace tres años, no han encontrado un helado como Dios manda (ni siquiera en Sicilia ni en Milán).

P1050208

P1050211

Alvin feliz con su favorito: vainilla y fresa.

P1050213

Yo no soy muy de helados, pero me tomé un café con una bola de helado de avellana que alucinas.

35250_127545240622420_1375506_n

425852_462765237100417_1113218220_n

No pude tomar fotos de los helados ni del café, éstas la he cogido de su Facebook.

P1050219

Me llamaron la atención estas estupendas tartaletas de limón.

P1050220

Y los brownies tenían un pintón…

Mi padre ya está pensando en abrir una sucursal en Madrid. ahora dice que va a comprarse un bono de AVE para ir a Barcelona todos los fines de semana sólo para comer helados.

Ivo & Co.

Ya en El Born (Carrer Rec 20) fuimos a una de esas tiendas que sabes que sólo existen en Barcelona. En Ivo & Co. el color de las vajillas de melamina se mezcla con lo vintage salvajemente. ¡¡¡Me encanta!!!

Al parecer nosotras entramos en la tienda dedicada a los niños (me da igual que fuera de niños, yo me lo habría llevado todo). Sin embargo, hay otra con artículos retro-vintage (Ivo & Co. Butik) en la Plaça Comercial. La próxima vez entro seguro.

dsc_1369

bcn15

barcelona_827_ivo_and_co_4e932fc36a107457ea00015e_store_main_new

Como a los chicos les empezó a “entrar urticaria”, tuvimos que ir a toda prisa y no pude sacar fotos. Esto lo tengo comprobado yo: cuanto más nervioso se pone un chico en una tienda, mejor es la tienda. Así que aproveché para ver todas las cositas que tenían al máximo. Las fotos las he sacado de aquí.

barcelona_827_ivo_and_co_4f9a738f6a1074130a0000a7_store_main_newPero qué monada

Papabubble

Lo artesano está de moda y sino que se lo pregunten a los dueños de Papabubble: la tienda de caramelos artesanales más chula de la ciudad. En el Carrèr Ample 28, podemos encontrar una de las dos tiendas que esta marca tiene en Barcelona (la otra está en el número 76 del Carrèr Major de  Sarrià)

P1050226

IMG_1898

IMG_1897

Tuvimos la suerte de ver cómo hacían estas preciosas rosas. Es increíble ver cómo estiran el caramelo y le dan forma como si fuera cristal de murano.

IMG_1896

Tenían unos caramelos de canela picante que eran increíbles.

IMG_1890

IMG_1886

Esta confitería tradicional también hace encargos para eventos y celebraciones.Tenáin en una pared colgados un montón de bocetos para encargos. Creo que las dos cosas personalizables que más me gustaron son los caramelos pequeñitos (como los de las fotos de más abajo) y las piruletas.

Captura de pantalla 2013-04-28 a las 13.21.59

Esta foto es de su página web

IMG_1953

IMG_1954

IMG_1955

Esta es la piruleta personalizada que le hicieron a Isa por su 18 cumpleaños

Una cosa que me gustó bastate es que si compras un bote de caramelos, cuando se acabe puedes ir a la tienda y hacer un “refill” (relleno) por menos precio.

IMG_0076

IMG_0077

Nosotros nos trajimos este mix porque ¡¡no sabíamos cuáles escoger!!

La tercera y última entrega de este tour dulce por Barcelona, la semana que viene. Feliz domingo a todos.

M.

Estrés, huevos y tartas

21 Dic

Pues sí. El ritmo de vida que se lleva en los grandes despachos (léase también auditoras, consultorías, etc…) puede conllevar un grado importante de estrés.

Pues bien, el año pasado, el día de antes de Nochebuena (era viernes), inmersa en un ataque de estrés, llegué a casa de madrugada tras haber terminado en tiempo récord un informe auditoría legal.  Me encontraba mental y físicamente destrozada y con unas ganas irremediables de externalizar mis nervios acumulados. Así que, como no tengo en casa un saco de boxeo, cogí las varillas de la cocina y me puse, porque sí, con todas mis fuerzas ¡¡¡a batir huevos!!! Batí uno a uno todos los huevos que había en la nevera ¡Qué relajación!

Cuando me di cuenta de lo que había hecho, pensé ¿y por qué he hecho yo esto? y lo que es más importante ¿¿¿¿y ahora qué hago yo con esto???? (odio tirar comida, es algo que no me gusta ni un poco). Por suerte, Alvin no estaba en casa para ver semejante demostración, ya que me habría llevado directa a un psiquiatra de urgencias. Entonces, mogollón de pensamientos inundaron mi mente: ¿y si hago una tarta? ¡Pero si soy nula en la cocina! ¿Las tartas llevan huevos, no? ¡Por Dios Mary, son las 2 de la madrugada! No he hecho nunca una tarta… ¡Me importa un pimiento!

Estaba cansadísima pero muy, muy espabilada y no me iba a poder dormir así que, como al día siguiente (bueno, realmente ya ese día) yo no tenía que trabajar, encendí el ordenador y busqué en Google “tarta 8 huevos”. Aparecieron miles, millones de recetas. Vi una que me llamó la atención, comprobé que tenía el resto de ingredientes en casa y decidí ponerme a ello.

Como os conté en el post anterior soy mala, malísima cocinando, pero contra todo pronóstico la tarta salió maravillosa. No sé por qué. Fue de repente. La primera vez que hago una tarta, va y me sale bien. Era redonda, tostadita pero sin estar quemada, olía bien, tenía buena pinta. Flipaba. Así que, como estaba muerta de sueño, eran las 5 de la madrugada y Alvin no había llegado todavía de la cena de Navidad de su consultora, la guardé y la llevé al día siguiente (bueno, ese mismo día) a la cena de Nochebuena.

Mi madre casi llora, estaba emocionadísima: María, ¡has hecho una tarta! ¡mi niña ya es mayor! ¡y lo que es más importante … ya a no te morirás de hambre! ¡Ayyy mi “Sweet Lawyer”! Desde entonces he dejado de ser oficialmente una inútil en mi casa y me gané un apodo nuevo.

El caso y para ir terminando, es que la tarta fue un éxito total. Y desde entonces, me pongo a batir huevos cada vez que me estreso. Y cada vez elijo una receta nueva para aprovecharlos y cada vez Alvin tiene más kilos.

Así me hice abogada – repostera o “sweet lawyer”, como prefiráis.

M.

¡Socorro! Hay un abogado en mi cocina

21 Dic

¡Hola! Me llamo María (Mary para los amigos), tengo 26 años y soy abogada. Desde hace 4 años trabajo a tiempo completo en un despacho de abogados. Mi principal obsesión desde quinto de primaria era estudiar para estar preparada para el futuro: que si estudio 4 idiomas, que si dos carreras, que si máster, que si curso de práctica jurídica, que si curso de derecho en EE.UU., etc. Pero hay algo para lo que nunca estudié: para sobrevivir. Y si digo sobrevivir es porque nunca pensé (vamos, ni se me pasó por la cabeza) que alguna vez mi santa madre no viviría conmigo y me tendría que alimentar por mí misma.

La cocina era un espacio que no había explorado en casa de mis padres y del que descubrí su existencia (así, de sopetón) cuando me independicé. Qué triste es esto y qué inútil es esta chica, pensaréis. Pues sí. Es triste (muy triste) y soy una auténtica manta en la cocina. La única vez que entré nada más casarme casi me amputo un dedo con un cuchillo de los gordos. Eso sí, las demandas las hago fenomenal, que tampoco es que yo sea tal mal partido.

Cuando me casé y me fui de casa de mis padres hace un año, la principal preocupación de mi madre era que comiera y a ser posible, bien y en cantidad. Según ella antes de la boda me estaba quedando “esquelética” y “ahora que ella no está conmigo en casa me voy a quedar en un holograma”. He de decir que yo soy delgada pero tengo mis curvas.

Mi madre sabe lo que conlleva la vida en un despacho de este tipo y también sabe que, en lo referente a las cuestiones de la cocina, soy vaga, muy vaga. Lo confieso. Soy de las que prefiere tomarse para cenar un yogur y un plátano con tal de no ponerme a cocinar a las 23:30 horas cuando llego de trabajar (amén de que después hay que fregar y recoger).

Mi madre me conoce, demasiado. Tal era su preocupación cuando me fui que llegó a llamarme todos los días a la hora de la comida y de la cena para saber si estaba comiendo y qué estaba comiendo.

Y pensaréis ¿y el marido de María en cuestión? ¿Es que no cocina? ¿Será un gandul? Pues Alvin (realmente se llama Álvaro pero yo le llamo Al o Alvin), cocina y muy bien o por lo menos a mí me lo parece. Pero, lamentablemente, él también trabaja en una consultora y llega incluso más tarde que yo por las noches (somos una familia desestructurada, como dice mi socio).

Total, que como damos más pena que el pequeño Timmy el día de Navidad, mi santa suegra nos manda cargamentos de tuppers. Así hemos estado un año y medio pero sé que las reservas de tuppers (como las de petróleo) no son eternas y algún día no habrá tuppers (ni petróleo) y a ver qué hacemos nosotros (y Repsol).

Pues bien, como el aire no alimenta (de momento, ya se verá dentro de 50 años) no me ha quedado más remedio que ponerme manos a la obra y meterme en la cocina-tubo de nuestro piso alquilado y ponerme ¡a cocinar!

Con el paso del tiempo he conseguido hacerme un “huequito” en mi propia cocina (me ha costado algún que otro accidente sin importancia y peleas con el horno). Eso sí, la comida es muy básica, pero sana y alimenta, que es lo importante.

¿Y vosotros? ¿Qué tal os lleváis con vuestra cocina?

M.

My Sweet Lawyer

El mundo de la pastelería visto por una abogada

Etsy Shop for AlgoBlue

El mundo de la pastelería visto por una abogada

Retro Cake

El mundo de la pastelería visto por una abogada

Teresa Palazuelo

El mundo de la pastelería visto por una abogada

Megasilvita

El mundo de la pastelería visto por una abogada

El Rincón de Bea

El mundo de la pastelería visto por una abogada

Objetivo: Cupcake Perfecto.

El mundo de la pastelería visto por una abogada

muymolon

las cosas que le gustan a mr wonderful

El blog de Suma Cruz

Tocados, sombreros y mucho más