Archivo | Cupakes RSS feed for this section

Dulces en las bodas

20 May

En My Sweet Lawyer tenemos una nueva sección ¡¡My Sweet Wedding!! Últimamente he asistido a varias bodas y en todas y cada una de ellas, los dulces han sido indiscutibles protagonistas. Los novios intentan conseguir que su boda sea muy personal y única e invierten cada vez más en decoración y entre ellas, en las nuevas tendencias pasteleras. La tradición de cortar tarta ha ido adquiriendo cada vez un mayor protagonismo en las bodas derivando en lo que ahora se conoce como “mesas dulces”.

Mesa dulce de Bodas de Cuento (antes Cuentos de Hadas) y de La CandyBar

Podemos decir que, en general, el dulce se ha hecho un hueco importante en estas celebraciones y ahora es muy habitual ver mesas centrales dando protagonismo a una elaboradísima tarta de boda o mesas cerca de la pista de baile llenas de gominolas, cupcakes de diseño o fuentes de chocolate. ¡¡Y los invitados las arrasan!!

AC1-001Mesa dulce de The Jewel Cake Company

Las mesas se hacen al gusto de los novios: pueden ser más modernas o más clásicas, más pequeñas o más grandes, con tarta nupcial o sin tarta. Me encanta el estilo de esta de la fotografía de más abajo, tan elegante y delicada.

Mesa dulce de Samantha de España (publicada en Telva)

Tampoco podemos olvidarnos de que los novios pueden regalar como recuerdo de boda unos dulces o galletas personalizadas o acordes con la temática de la boda.

Imagen vía Flickr cc Cake Girl

Por eso he abierto esta nueva sección en la que, de vez en cuando, iré poniendo fotos de las mejores mesas dulces e inspiraciones de tartas de bodas que vaya viendo. Si os apetece que vuestros dulces bodiles salgan en el blog, ¡escribidme y los publicaré!

M.

Anuncios

Cumpleaños de mi madre

27 Ene

El pasado fin de semana celebramos el 56 cumpleaños de mi madre. Y yo, como no podía ser menos, me ofrecí voluntaria para hacer los postres….. para los 30 invitados al evento (no, no aprendí la lección de Nochebuena).

Así que planifiqué una mesa dulce que alegrase su fiesta de cumpleaños. Este fue el resultado:

c10

Con grandes dosis de organización y bastante estrés, conseguí hacer para 30 personas:

– Una tarta de chocolate con relleno de crema de chocolate.

– Galletas de vainilla.

– Cookies con chips de chocolate.

– Cupcakes de chocolate.

– Cupcakes de galleta Oreo.

– Cupcakes de vainilla con crema de mantequilla.

– Cupcakes de vainilla rellenos de mermelada de frambuesa.

Además, llevé los sablés Nantaise y Diamant que habíamos hecho esa misma mañana en la Escuela.

c1

c2

Cupcakes de vainilla con crema de mantequilla y mariposas de fondant

c3

Cupcakes de vainilla rellenos de mermelada con rosas de fondant

c5

Para hacer la rosa, seguí un tutorial de Youtube.

Lo que causó más sensación fue la tarta de cumpleaños que le hice a mi madre (esa de chocolate-chocolate). Estaba decorada con fondant y llevaba una muñeca (Carmencita) hecha con pasta para modelar.

Tengo ya ganas de apuntarme al curso de PME para poder hacer los acabados mejores.

c4

¡Qué mona es Carmencita!

El fondant que usé para cubirr la tarta fue de Funcakes (blanco con sabor a vainilla, rosa con sabor a frambuesa y naranja con sabor a naranja).

c27La pasta para modelar con la que hice la muñeca era de Squires Kitchen (negra y roja). Para la cara, brazos y piernas, usé pasta blanca de la misma marca pero teñida con colorante en pasta de Funcakes (Paprika/Flesh)

c25

c26

A los invitados, en vez de darles bolsas de chuches, les dimos unas bolsitas personalizadas con galletas caseras.

c6   c9

c20

El jueves me quedé embolsando las galletas hasta las 2 am….. ayyys lo que se hace por una madre (dígase que ella también se quedó muchas noches cosiendo disfraces cuando yo era pequeña)

c8

Vaya despliegue de medios…..

¡¡Hasta pronto!!

M.

Primeros intentos con la decoración

15 Ene

Este noviembre, en un éxtasis de entusiasmo, le dije a mi madre que no se preocupara que yo me encargaría de llevar a la cena de Nochebuena todos los postres. Bendita la hora. Se me olvidó que diciembre es uno de los peores meses de trabajo del año, sólo superado por julio (ríete tú de las profecías mayas, id a trabajar al despacho en diciembre o en julio y veréis lo que es de verdad el fin del mundo).

Además, me quería lucir y por mis mangas pasteleras que yo iba a llevar las galletas, tartas y cupcakes mejores del mundo (mundial) para sorprender a la familia. El problema es que se me metió entre ceja y ceja que las quería llevar decoradas y yo, hasta ahora, no había decorado nada.

Así que el día de Nochebuena, salí del despacho a mediodía con la lengua fuera (como siempre) y me puse a hornear y decorar a toda máquina para llegar a tiempo a la cena. Ni Vin Diesel en “A Todo Gas” iba más rápido que yo ese día.

Como veis se nota que la decoración es de rookie total, pero ya iremos mejorando.

gall3

Galletas

cup3

Cupcakes

Para hacer las galletas utilicé la receta clásica de vainilla que llevo probando ya algún tiempo y que me pasó una amiga inglesa. La receta es sencilla y segura. Podéis pinchar aquí para verla.

Ojo: con esta receta te salen tropecientas mil galletas. Vamos, para dar y regalar. A mí me venía bien porque quería repartir galletas a diestro y siniestro, pero recomiendo dividir las cantidades a la mitad para evitar convertir vuestra casa en una auténtica fábrica.

gall4

gall2

Para la decoración de las galletas, utilicé varios métodos que se exponen de manera muy sencilla en este tutorial de youtube (en inglés)

  • Abetos: para las galletas con forma de pino utilicé fondant verde de RegalIce y por encima decoré con glasa real coloreada (royal icing). Para la glasa real no os engaño: utilicé el preparado de Royal Icing de Funcakes. Ya os he dicho que iba con muuuucha prisa.
  • Campanas: las campanas estaban hechas también con fondant y por encima llevaban unas líneas hechas con glasa real. Aunque probé a pintar un par con huevo y colorante justo antes de hornearlas.
  • Ángeles: fondant blanco de RegalIce.
  • Estrellas: fondant blanco de RegalIce.
  • Bolas de navidad: antes de hornear las galletas pegué zúcar coloreada de Wilton con clara de huevo  y añadí unos lacasitos.

Cuando tuve listas las “speedy shortbreads”, las empaqueté en bolsitas con adornitos navideños. ¡Quedaron estupendas!

bolsa

bolsa2

Para el “packaging” utilicé este set de Meri Meri que compré en El Taller de Tartas.

treats        gall    Y lo mejor, estaban buenísimas

ñam

¡Ñam-Ñam!

Para los cupcakes utilicé dos recetas de Alma Aguilar. Las podéis encontrar en su blog Objetivo: Cupcake Perfecto. En concreto, hice los red velvet y los cupcakes de coco. Ambos fueron todo un éxito.

coco

Cupcakes de coco

 Para decorarlos utilicé fondant de RegalIce. Sólo decoré los seis que aparecen en la foto del principio del post porque la vida ya no me daba para más. Como veis, todos iban con motivos y colores muy navideños. Causaron sensación (menos mal, porque con la paliza que me pegué….)

cup1

cup2

Los cupcakes se los regalé a los asistentes a la cena al igual que las galletas. Para presentarlos, compré unas cajas de cartón de Wilton.

regalos

Y si pensáis que acabó aquí la cosa…. ¡os equivocáis!

También llevé una tarta de zanahoria, unos brownies especiales para mi hermano y mi única, incomparable, maravillosa y mejor-mejorcísima NY cheesecake del mundo.

zanah

El icing de la de zanahoria se corrió un poco en el transporte…..

nych

NY Cheesecake

brow

Brownies

Os dejaré las recetas de las tartas en próximos posts.

Besos,

M.

Objetivo: cupcake perfecto

3 Ene

¡Feliz año a todos!

Ahora mismo escribo esta entrada desde los Alpes. Sí, estoy de vacaciones con la family desintoxicándome del despacho un poco. Y qué mejor sitio que a 1.850 metros de altura (3.000 arribita en las pistas), en plena temporada de esquí y con unas tartas típicas de la Savoie Française qué quitan el “sentío”.

Bueno, a lo que iba. Cuando estábamos en el aeropuerto esperando a que asignaran la puerta de embarque a nuestro vuelo, mi madre y yo nos metimos en la típica prensa para armarnos hasta los dientes de revistas para el viaje y la semana de vacaciones.

Cuando ya por fin conseguimos despegar (de verdad, esto de volar es como un parto: que si striptease en el control de seguridad, check-in de maletas y esquís en cintas distintas, cola de embarque, etc… ), mi madre de sorpresa me da ¡el libro de recetas de Alma Obregón!, la famosa bloguera de Objetivo: cupcake perfecto. Lo había comprado mientras estábamos en la prensa sin que me diera cuenta. Como os podéis imaginar, yo feliz.

9788403512191cupcake perfecto

Así que el libro de Alma esta siendo mi lectura estas vacaciones de Navidad en la nieve (sí, a pesar de ser un libro de recetas, es tan adictivo como la trilogía de Cincuenta Sombras entera) y por ello, voy a hacer el review correspondiente (Alma, si algún día llegas a leer esto, ya te adelanto que te pongo un 10 con corona -como me decían en el cole).

Para empezar, el libro no asusta. Y no, no es que tenga pánico a  los libros, pero yo he estudiado Derecho y sé, por experiencia, que los tochos feos y sin dibujos asustan (especialmente los de derecho administrativo)

tratado-de-derecho-administrativo-iv-9788447038893

 ¡¡Qué espanto!!

El libro de Alma no tiene nada que ver con el tochohorror ese de ahí arriba, ni mucho menos. Es ligero (134 páginas), no pesa y tiene una portada muy sugerente. A simple vista, es un libro al que dan ganas de “devorar” (como a sus cupcakes). Seguramente, por eso, ya va por su cuarta edición.

El libro por dentro es una preciosidad, está lleno de bonitismo y tiene fotos a cascoporro. Para mí es indispensable que  los libros de recetas de cocina lleven fotos, muchas fotos. Ya puede un libro de recetas ser el Santo Grial de la cocina, que si no lleva fotos no lo abro (lo siento, Simone Ortega). Es como una pizza sin queso, no tiene ninguna gracia.

A parte de las fotos fantásticas, el libro contiene una parte muy interesante justo antes de las recetas (páginas 12 a 19). En esta sección se incluyen trucos útiles, las herramientas, cremas básicas, ingredientes…. es como la parte general de los libros de derecho. Me encantan los libros de cocina que no empiezan a saco con las recetas, porque para los nulos sin experiencia como yo esta información básica siempre resulta muy útil.

En cuanto a las recetas, el libro incluye 50. Si bien en su blog, Alma ha colgado muchas, muchísimas recetas, la selección que ha incluido en el libro es sin duda muy acertada.

Hay para todos los gustos: los clásicos (de los que yo ya había cogido alguna receta de su blog para hacer cupcakes estas Navidades, por cierto, un éxito), para niños, para no tan niños, afrutados… ¡incluso incluye recetas de sabores de España, como el de sangría! Además, las fotos con las que acompaña cada una de sus recetas te dan muy buenas ideas también para decorarlos y presentarlos.

Y como broche final: el libro también es interactivo. Al principio, cuando leí en la portada que era interactivo, pensé que incluiría un DVD (y lo estuve buscando como una loca, pensé que me mi madre lo habría perdido en el aeropuerto), pero luego me di cuenta de que la interactividad era mucho más moderna.

Siguiendo las instrucciones que vienen en el libro, me descargué la aplicación Clic2c (gratuita) para mi iPhone (aunque estoy segura de que sirve también para cualquier otro Smartphone). Esta aplicación te permite hacer fotos a unos iconitos con forma de cupcake que hay dispersos por el libro y que te llevan a contenidos adicionales que amplían la información del libro: más recetas, trucos, vídeos explicativos, etc…

Vamos, que me encanta. Lo dicho, Alma, un 10 con corona.

My Sweet Lawyer

El mundo de la pastelería visto por una abogada

Etsy Shop for AlgoBlue

El mundo de la pastelería visto por una abogada

Retro Cake

El mundo de la pastelería visto por una abogada

Teresa Palazuelo

El mundo de la pastelería visto por una abogada

Megasilvita

El mundo de la pastelería visto por una abogada

El Rincón de Bea

El mundo de la pastelería visto por una abogada

Objetivo: Cupcake Perfecto.

El mundo de la pastelería visto por una abogada

muymolon

las cosas que le gustan a mr wonderful

El blog de Suma Cruz

Tocados, sombreros y mucho más