Sobreviví a los Gobstoppers / Jawbreakers

7 May

¡Buenas tardes a todos.!

Coincidiendo con el buen tiempo, he inaugurado una sección nueva en el blog que se llama… “Sobreviví a”

Porque todos fuimos pequeños y nos pusimos morados a caramelos/dulces/gominolas/bollos/etc… de dudosa procedencia y llenos de conservantes y colorantes y pese a ello ¡¡¡superamos la veintena!!!!

Pues como he dicho aquí va el dulce más significativo y chungo de mi etapa adolescente los GOBSTOPPERS (en Irlanda o Gran Bretaña) o JAWBREAKERS (en Canadá y EE.UU.).

“Gob” es una palabra que en el argot del inglés británico e irlandés significa boca y stop significa de parar. Así que sería algo como un “parabocas”. El Jawbreaker traducido sería algo como “rompemandíbulas” (jaw = mandíbula, breaker = que rompe).

800px-Giant_jawbreakers

No sé si los venden en España y si lo hacen, desconozco totalmente como se llamarán aquí.

Mi relación con los Jawbreakers:

Conocí estos dulces un mes de julio del año 2000, cuando a la tierna edad de 14 años, mis padres me “expatriaron” a Dublín, Irlanda. Un fin de semana, las monjas nos llevaron al centro comercial de Stephen’s Green, en plena Grafton Street (la calle más comercial de la ciudad).

dublin-shopping-st-stephens-shopping-centre-full

Allí dentro, además de descubrir el Claire’s  (que tardó la friolera de llegar a Madrid una década después), había un pequeño corner de dulces en la planta baja que se llamaba Sweet Factory.

sweetfactory

Pues bien, la tienda de dulces era de lo más normalita y tenían de todo lo típico: gominolas, caramelos… hasta que una compañera señaló a una cesta donde había un montón de ¿pelotas? blancas. Eran los infames jawbreakers. Todos, absolutamente todos los que estuvimos ese día compramos uno …. y ahí empezó todo.

Mecanismo:

Se trataba de una gran bola de azúcar. La bola estaba formada por muchas capas y cada una era de un color y sabor diferente. En su interior guardaba un premio, un chicle. Había que chupar y chupar e ir desgastando las capas de azúcar hasta conseguir llegar al chicle. Fácil, ¿verdad?, pues no. Estos caramelos no se deshacían tan fácilmente. Es más, era difícil.

jawbreaker-chuchelandia-3

Esto dio lugar a inmumerables apuestas y modos de competición como (a) sprints in situ para ver quién chupaba más deprisa o (b) carreras de fondo durante todo el campamento para ver quién llegaba antes al chicle.

jawbreakers2-e1303086610273-764x1024

Las Jawbreakers se vendían en varios tamaños, pero nosotros cogimos el gigante (ya que estábamos….)

Peligros conocidos de estos dulces:

En primer lugar, la cantidad de azúcar que tenían superaba con creces todos los límites tolerados en sangre por cualquier raza animal. Aquél que se atreviera a comerse un rompemandíbulas, corre serio peligro de padecer diabetes en algún momento de su vida o de perder toda la dentadura a una edad temprana.

En segundo lugar, la lengua del individuo corría un terrible peligro de que se cayera, literalmente, o acabara en carne viva y/o ensangrentada (no es una exageración). Especialmente si participabas en una competición en modalidad sprint. También podías luxarte la lengua, como le pasó a otro compañero.

Otro de sus peligros era que podía ser utilizado como arma arrojadiza, ya que era muy compacto, terriblemente duro y grande como una pelota de baseball.

ES8trLk

Y finalmente, era un dulce que iba contra todas las posibles reglas higiénico-sanitarias: como era imposible comérselo de una sola vez, chupabas un rato y lo guardabas, lo volvías a sacar, chupabas otro rato y lo volvías a guardar , y así sucesivamente. El problema es que cuando no se comía, no se solía envasar al vacío precisamente ….  un Jawbreaker normalito solía pasar al menos: el fondo de la mochila (por supuesto sin envolver), la bolsa de la piscina junto a la toalla mojada o por la almohada (sin que te pillara ni Madre Alicia ni Madre Concepción, of course!).

A mí me duró mi jawbreaker toda mi expatriación, con eso lo digo todo. Pero sigo viva.

Curiosidades:

La casa Wonka ha sacado unos gobstoppers que dice que son “everlasting” es decir, que no se acaban nunca. De hecho en el libro “Charlie y la Fábrica de Chocolate”, se supone que existían.

RSGE_FearofClownsandDolls_427

Los jawbreakers eran los dulces favoritos de Ed, Edd ‘n Eddy, una serie de dibujos que veía más o menos por aquélla época en Cartoon Network.

jawbreakers-ed-edd-and-eddy-7442953-400-500

Hay un pintauñas (¡mola!)

tt_pretty-polished-jawbreaker_3

Han hecho una película para  adolescentes con ese título (imagino que tremendamente mala)

51jqtCG5RmL._SX500_¿Alquien más comió / sufrió los jawbreakers?

Besos,

M.

Anuncios

4 comentarios to “Sobreviví a los Gobstoppers / Jawbreakers”

  1. Javier mayo 7, 2013 a 22:32 #

    Qué pena tan grande debían tener los adolescentes que compartían tu destierro, y tú misma, para entregaros a tan dura piedra…
    Y una pregunta: ¿lo del pintauñas sirve para chupar? Para chuparse las uñas…

  2. Alejandra mayo 26, 2013 a 2:54 #

    En España si que existen, de hecho yo también he pasado por eso y mi hermana tiene una ahora mismo. Aquí venden las jawbreakers en tamaño de enorme a normal, azul el grande, verde el mediano y rojo la pequeña. Un horror, me acuerdo de las heridas de la lengua de más de una…

    • mysweetlawyer mayo 26, 2013 a 16:43 #

      Jajaja! Esto me hace pensar que cuando yo fui a Irlanda fue hace 13 años…. (estaría a punto de cumplir los 14) y que ya soy muuuuy vieja, porque yo no llegué a comer jawbreakers en España. Así que debí crecer antes de que aterrizaran… ¡Qué joven eres Alejandra!

      Un besito para ti y otro para Ángela.

¿Qué te ha parecido? ¡Anímate y comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

My Sweet Lawyer

El mundo de la pastelería visto por una abogada

Etsy Shop for AlgoBlue

El mundo de la pastelería visto por una abogada

Retro Cake

El mundo de la pastelería visto por una abogada

Teresa Palazuelo

El mundo de la pastelería visto por una abogada

Megasilvita

El mundo de la pastelería visto por una abogada

El Rincón de Bea

El mundo de la pastelería visto por una abogada

Objetivo: Cupcake Perfecto.

El mundo de la pastelería visto por una abogada

muymolon

las cosas que le gustan a mr wonderful

El blog de Suma Cruz

Tocados, sombreros y mucho más

A %d blogueros les gusta esto: