Primeras impresiones

5 Feb

Lo primero que tengo que decir de Le Cordon Bleu es que tiene un equipo de administración maravilloso. Sé que parece una tontería, pero yo que vengo de estudiar en una universidad pública, valoro mucho que los encargados de recepción y administración se tomen en serio su trabajo y sean realmente una ayuda (y no un verdadero obstáculo) para que los alumnos podamos realizar con éxito todos nuestros trámites.

Pese a que quedaban apenas 3 días para que se cerrase el proceso de matrícula y, pese a que físicamente no me encontraba en Madrid, conseguí matricularme sin apenas estrés gracias a la eficiencia de las chicas de administración. Y eso ya me dio una impresión de cómo funcionaba la Escuela.

El viernes anterior al primer sábado de clase, nada más salir del trabajo me fui a la Escuela para recoger mi uniforme y un súper maletín con el “instrumental” y de paso “hacer un reconocimiento del terreno”, ya que como me matriculé con tan poco tiempo, no había tenido la oportunidad de visitar antes la Escuela.

El uniforme es bien mono: pantalones con estampado de pata de gallo pequeña en azul marino y blanco, chaquetilla de chef blanca con escudo bordado, gorrito (parece como los antiguos de las azafatas o de los heladeros) y delantal y trapos a juego.

Por su parte, el maletín lleva de todo: un set de cuchillos que dan miedo de lo grandes que son, varillas para montar claras, espátulas, termómetros, boquillas para mangas pasteleras, pincel, descorazonador de manzanas, cucharas medidoras, etc… no le falta de nada. He de decir que cuando vi los cuchillos fui rezando por el camino para que la Guardia Civil no me parase….

Por la noche y antes de irme a dormir, dejé todo preparado para no tener que correr por la mañana. Me acosté pronto para estar descansada. Me sentía tranquila aunque estaba ansiosa por vivir esta nueva experiencia. Todo estaba listo para pasar un gran primer día de clase.

Sin embargo, el día no comenzó especialmente bien. Si bien es cierto que había ido antes a la Escuela, me perdí bien perdida por culpa de una densísima niebla que invadía la carretera y que me impedía leer los carteles indicativos. Tampoco me ayudó nada el hecho de que no hubiera ni un solo rayo de luz, ya que en pleno mes de enero en Madrid todavía es de noche cerrada a las 7 y media de la mañana. Y por si fuera poco, el GPS se volvió loco y me abandonó a mi suerte según entraba en la carretera de La Coruña….

Total, que me equivoqué tres veces de salida y me tuve que encontrar tres veces yo sola (con lo mal que me oriento y sin ver un pimiento).

nieblaa--644x362No se veía un pimiento….

Así que, aunque salí con una hora de antelación (más que suficiente ya que en sábado y tan temprano no hay ni un coche circulando) llegué a la Escuela a las 8:30 con la lengua fuera y muy estresada. ¡Y todavía me tenía que poner el uniforme y encontrar el aula!

Por suerte, mientras me iba abrochando la chaqueta por el pasillo, me encontré con el Chef que nos iba a dar clase y me acompañó muy amablemente y con una gran sonrisa al interior del aula. La verdad, me quitó los nervios en medio segundo. ¡Ahora sí que empezaba todo!

En el curso básico de repostería de sábados sólo somos 11 alumnos (todo un lujo ya que el Chef podrá estar más pendiente de todos en las sesiones prácticas). En total somos 8 chicas y 3 chicos. De todas las edades y cada uno “de su padre y de su madre”, como se suele decir. Somos dos abogados, cinco personas que trabajan en banca y finanzas, un ex militar, una ingeniera químico industrial, una dependienta de unos grandes almacenes y una odontóloga. Vamos, que profesionalmente ninguno se dedica a esto de hacer pasteles, pero todos tenemos en común nuestra pasión por la repostería.

Así que, nos presentamos, contamos un poco porqué estábamos haciendo el curso y para qué creíamos que nos serviría en un futuro.

El aula Demo (de demostración) es un espacio amplio con una cocina completamente equipada. Justo en frente de la cocina hay un montón de sillas con mesitas para que los alumnos puedan seguir la clase y tomar apuntes.

La cocina está monitorizada por cámaras que emiten su imagen en dos pantallas. Además, del techo cuelga un espejo gigante que refleja perfectamente la mesa de trabajo para no perder detalle de lo que hace el Chef.

Tras una master class en la que el Chef preparó todas las cremas de base en pastelería, nos fuimos a las cocinas a practicar lo que habíamos aprendido.

La cocina donde damos la clase práctica es espectacular. Nunca había estado en semejante cocinón: metros y metros de encimera para trabajar, neveras, congeladores, hornos y microondas supersónicos, cámaras frigoríficas, una larguísima fila de KitchenAids (modelo Heavy Duty) puestas unas al lado de las otras, placas de inducción, cocinas de gas….

En la clase práctica hicimos crema pastelera, crema inglesa y montamos nata a mano. Mi crema pastelera me quedó bastante bien y la nata, salvo por el dolooooor de brazo que agarré estaba bien también.

Sin embargo, con la crema inglesa desde luego no tuve tanta suerte porque se me cortó y la tuve que repetir otra vez.

Al final de la clase, el Chef puso todas las cremas inglesas juntas y las evaluó una por una “esta crema está bien”, “a esta le sobran 5 minutos de calor”, “esta tiene grumos” y cuando llega a la mía (que era la última) y metió la cuchara para comprobar la textura, la catalogó con un “….y esta crema es…. es….. es rara”. (T_T)

images

©Disney

Desde luego, en esta clase ya pude comprobar el altísimo nivel de exigencia de la Escuela (el ritmo de trabajo y la metodología me recordaron muchísimo -pero mucho, mucho-  a mi Despacho).

No me extraña que la Escuela goce de tan buen nombre y que de aquí salgan magníficos profesionales.

M.

Anuncios

¿Qué te ha parecido? ¡Anímate y comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

My Sweet Lawyer

El mundo de la pastelería visto por una abogada

Algo Blue

El mundo de la pastelería visto por una abogada

Retro Cake

El mundo de la pastelería visto por una abogada

Teresa Palazuelo

El mundo de la pastelería visto por una abogada

Megasilvita

El mundo de la pastelería visto por una abogada

El Rincón de Bea

El mundo de la pastelería visto por una abogada

Objetivo: Cupcake Perfecto.

El mundo de la pastelería visto por una abogada

muymolon

las cosas que le gustan a mr wonderful

El blog de Suma Cruz

Tocados, sombreros y mucho más

A %d blogueros les gusta esto: