Archivo | febrero, 2013

Pastelerías del mundo: Maison Chevalot

22 Feb

Imagen

Pues inaugurando esta nueva sección sobre “Pastelerías del Mundo” voy a hablaros sobre una de las mejores pastelerías que, hasta el momento, he tenido la oportunidad de conocer.

La historia empieza como un cuento: en un pueblecito de los Alpes llamado Val d’Isère, en el departamento Ródano–Alpes (Saboya Francesa).

Imagen

¡¡Pero qué foto tan chula saqué desde el “huevo” de la Solaise!!

Este pueblecito se dio a conocer en los años 30, cuando se construyó un telesilla que conectaba el monte Solaise con el pueblo.

Imagen

Gracias a la calidad de sus pistas y la abundante nieve, con el paso de los años Val d’Isère se ha convertido en uno de los destinos preferidos de los esquiadores.

Val d’Isère foma junto la localidad vecina de Tignes, el famoso Espace Killy, uno de los dominios esquiables más grandes del mundo, con unos 300 km de pistas.

Imagen

Jean-Claude Killy, famoso esquiador francés, da nombre a este dominio esquiable.

Imagen

¡A mí me encanta Val d’Isère!

Pero, Val d’Isère no sólo es famoso por sus pistas y su nieve. Hay otra cosa por la que este pueblo es famoso: Maison Chevalot.

Imagen

Imagen

Imagen

En 1965 este obrador francés abrió sus puertas y desde entonces no ha parado de recibir premios. Su actual dueño, Patrick Chevalot, recibió en 1993 el galardón al mejor obrador de Francia (Meilleur Ouvrier de France). Además, es Maestro Chocolatero y por lo que parece, mantiene una estrecha relación con la Maison Valrhona, que es Harvard del chocolate.

ImagenAquí tenemos a Monsieur Chevallot dando buena cuenta de una de sus obras

Lo del chocolate es importante, porque en Francia, si además de ser pastelero, te sacas el “Maître Chocolatier” equivale más o menos a tener un doctorado en física cuántica.

Imagen

En general, en Francia todo lo que acaba en “erie” se traduce como “buenoquetemueres”. Cuantos más “eries” lleve un comercio, mejor es. En concreto, Maison Chevalot tiene tres “eries”: Pâtisserie, Chocolaterie y Boulangerie (Pastelería, Chocolatería y Panadería).

Imagen

Además, como no sólo de chocolate vienés  vive el esquiador, Maison Chevalot cuenta con una exquisita tratoria donde preparan una pastelería salada estupenda, además de las especialidades de la zona, como la tartiflette (Al mata por las tartiflettes).

Imagen

El establecimiento es precioso, todo en madera y “de pueblo” encaja perfectamente con el estilo de Val d’Isère. Una de las cosas que me pueden gustar más en esta vida es terminar de esquiar, ponerme las botas de descanso, e ir a tomar lo que sea a Maison Chevalot.

Imagen

Me impresionaron mucho estas nubes de colores tan largas

Tal ha sido su éxito que, además del obrador, situado estratégicamente delante del hotel al que suelo ir, tiene dos tiendas más en el pueblo (y considerando el tamaño de Val d’Isère, podríamos decir que tiene tomado el lugar, literalmente).

ImagenAdemás, Maison Chevalot ofrece cursos de repostería todos los jueves desde Enero a Abril. Tendré que ir a esquiar un fin de semana largo (curso incluido, claro).

Maison Chevallot
L’Adroit – BP 316
73150 Val d’Isère
Tel. : 04 79 06 16 09
Fax : 04 79 41 15 50
Email : chevallot@maisonchevallot.fr

Web: www.chevallot.com

Boutique principale ‘Les Clarines’
Avenue Olympique
Tél. : + 33 (0)4 79 06 02 42

Boutique vieux village ‘Val Village’ (Delante de Correos)
Tél. : + 33 (0)4 79 06 29 36

Imagen

M.

Anuncios

Moda en la cocina: Jessie Steele

10 Feb

Bueno, pues retomando los posts de “moda en la cocina” pasamos a una marca que es mona, pero mona de verdad: Jessie Steele.

Procedencia: USA

Página web: http://www.jessiesteele.com/

Donde comprar en España: Vainilla y Caramelo

Donde comprar online desde España: en su página web oficial /Amazon / Ebay

Precio: 32 dólares dependiendo del modelo

Calidad: buena

Versión adultos – hijos:

Jessie Steele es una marca americana que hace delantales con diseños vintage para morirse de bonitos. Además, cada modelo tiene su lista completa de accesorios incluyendo manoplas, paños y….¡hasta bolsos!.

M-COLL-JS-198_5Set de la colección Berries Jubilee

M-COLL-JS-166P_2

Set de la colección Cottage Rose Lace Pink

Jessie steele tiene 3 modelos de delantales: el “hostess”, el “chef” y el de niños. A mí el que más me gusta es el hostess.

M-111-JS-195

Modelo Hostess (colección Cutie Pops)

Captura de pantalla 2013-02-10 a las 21.55.29Modelo Chef (colección Frech Toile)

Los motivos de los delantales son, en su mayoría, de estilo vintage. Os dejo aquí algunos ejemplos:

Captura de pantalla 2013-02-10 a las 22.27.51

Captura de pantalla 2013-02-10 a las 22.28.07

Delantal de la Colección Cottage Kitchen Rose

Captura de pantalla 2013-02-10 a las 21.59.41Delantal de la colección Red Velvet Bow

jessie steele apron candy canes josephine

Delantal especial de Navidad de la colección Candy Cane

Captura de pantalla 2013-02-10 a las 22.33.26

Delantal de la colección Cherry CupcakesCaptura de pantalla 2013-02-10 a las 22.33.35

Delantal de la colección Kitchen Cherry

MANOPLAS (OVEN MITTS)

M-505-JS-195

Oven Mitt de la colección Cutie Pops

Captura de pantalla 2013-02-10 a las 22.28.38Oven Mitt de la colección Cottage Kitchen

AGARRADERAS (SCALLOPED POT MITTS)

M-601-JS-195

Scalloped Pot Mitt de la colección Cutie Pops

Captura de pantalla 2013-02-10 a las 22.28.56

Scalloped Pot Mitt de la colección Cottage Kitchen

PAÑOS (TEA TOWELS)

M-719-JS-166P_1

Tea Towel de la colección Cottage Rose Lace Pink

Captura de pantalla 2013-02-10 a las 22.28.20

 Tea Towel de la colección Cottage Kitchen

GUANTES PARA FREGAR (RUBBER GLOVES)

Captura de pantalla 2013-02-10 a las 22.02.49

Guantes de goma de la colección Parisian Toile

Captura de pantalla 2013-02-10 a las 22.45.32

Guantes de goma de la colección Summer Lemons

Captura de pantalla 2013-02-10 a las 22.46.00

 Guantes de goma de la colección Leopard Floral

MADRES E HIJOS

Por supuesto, no podrían faltar las versiones en miniatura de los delantales de los mayores:

m-coll-js-20Colección completa Retro Cherries (viene incluso con delantal para la abuela)

M-COLL-JS-207_8Set completo de la colección Lucie Cooking

PIJAMAS

Por otra parte, la mayoría de las colecciones también tienen su pijama correspondiente.:

M-1000-JS-126PJ-FLAT_4

Boyfriend set (pijama completo) de la colección Cutie Pops

Captura de pantalla 2013-02-10 a las 22.20.28Nightshirt (camisón) de la colección Parisian Toile

BOLSOS

Como he dicho antes, también tienen dos tipos de bolsos: la bolsa para llevar la comida al trabajo (Lunch Bag) y una bolsa más grande para llevar cosas (Tote Bag)

Captura de pantalla 2013-02-10 a las 21.56.19Lunch Bag de la colección Parisian Toile

 Captura de pantalla 2013-02-10 a las 22.49.37

Tote bag de la colección Two Shoes

OTROS

Asimismo, también cuentan con muchos otros accesorios:

Captura de pantalla 2013-02-10 a las 22.03.21      Taza de la colección French ToileCaptura de pantalla 2013-02-10 a las 22.03.50Termo de la colección Parisian Toile

Captura de pantalla 2013-02-10 a las 22.04.20Set de tetera y taza de la colección Cherry Cupcakes

Captura de pantalla 2013-02-10 a las 21.52.30

Captura de pantalla 2013-02-10 a las 21.52.20

Libro de recetas de la colección Kitchen Cherry

Captura de pantalla 2013-02-10 a las 21.51.58

Cartulinas de recetas de la colección Kitchen Cherry

Captura de pantalla 2013-02-10 a las 21.51.46

Cartulinas para recetas de la colección Cherry Cupcake  (una idea fantástica si quieres pasarle a alguien una receta)

Captura de pantalla 2013-02-10 a las 22.59.10 Captura de pantalla 2013-02-10 a las 22.59.18

Caja para recetas (Recipe box) de la colección Cherry Cupcake

Captura de pantalla 2013-02-10 a las 22.58.12

Papel de carta de la colección Cherry Kitchen

Seguro que la Señora Patmore y sus ayudantes estarían encantadas con esta marca de delantales vintage.

downtonsat3

M.

San Valentín

7 Feb

Se acerca la fecha más empalagosa del año: San Valentín. Y, si digo empalagosa, lo digo en el sentido literal de la palabra. Por estas fechas, las pastelerías y floristerías llaman al amor con creaciones especiales para la fecha.

La verdad es que me encanta que las pastelerías celebren San Valentín, porque suelen preparar dulces hechos con frambuesas, y las frambuesas me chiflan. Además, uno de mis colores favoritos es el color rojo (y todos sus derivados).

Os dejo aquí algunas de las creaciones que más me han gustado de este año:

Bubó (Barcelona) nos propone estos preciosos (y me imagino que buenísimos) bombones de chocolate:

CorazonBombonera6Bombones También este pastelito de mousse de cerezas y yogur que tiene un pintón….

522134_605944082755875_1464295978_n

Mamá Framboise (Madrid) por su parte, le cede el protagonismo a mis queridísimas frambuesas:

corazon2_BAJA

Y nos sorprende con esta tarta Daquoise de coco tan original:

iloveu2_BAJA

Y con esta monada de piruleta “de galleta crujiente de azúcar moreno, miel, canela, jengibre y pieles de naranja, bañada en chocolate negro 61% con grue de cacao caramelizado”. O_o Ñam!!!!

piruletas1_BAJA

Ladurée (París) reinventa una vez más sus famosos macarons para la ocasión: Captura de pantalla 2013-02-06 a las 00.39.35

Captura de pantalla 2013-02-06 a las 00.39.43

Captura de pantalla 2013-02-06 a las 00.42.14

Captura de pantalla 2013-02-06 a las 00.43.21

Y finalmente, The Hummingbird Bakery (Londres) siguiendo su estilo americano nos pone los dientes largos con estos preciosos cupcakes:

Hummingbrd st. val

Y como no, los cupcakes por excelencia en estas fechas no podían faltar: los Red Velvet:

hum4

Y para acompañar a unos dulces tan especiales, nada mejor que unas flores especiales como estas que propone Sally L. Hambleton for The Workshop Flores, una de mis floristerías favoritas (de hecho allí hicieron mi ramo de novia):

ramo-de-rosas-rojas

O esta sombrerera tan original:

sombrerera-topo-con-flores

He de reconocer que a mí San Valentín me gusta. Sé que muchos piensan que es una americanada, que el amor se demuestra todos los días y no uno en concreto, etc… Estoy de acuerdo con estas afirmaciones, pero también pienso que es cierto que con el ritmo de vida que llevamos, no está mal señalar algún día especial en el calendario para celebrar cosas, aunque sean absurdas (que bastantes cosas malas pasan en la vida, como para encima escatimar en cosas que celebrar).

Al y yo siempre lo hemos celebrado. Desde que empezamos a salir en 2006. Para nosotros era una excusa cualquiera para ir a un restaurante al que normalmente no iríamos y romper, porque sí, con la rutina y el ritmo frenético que nos imponen nuestros despachos (y si caía entre semana, muchísimo mejor).

Además, por San Valentín, Al me suele mandar flores al Despacho (por si no os lo he dicho antes, adoro las flores). Me encanta. Me encanta que de garita me llamen para decirme que me han llegado unas flores en vez de las correspondientes notificaciones judiciales diarias con recursos de plazos inasumibles. Y luego me paseo con mi ramo por toda la planta hasta que llego a mi despacho (que es el último del pasillo) y lo planto en mi mesa ¡y la cara de envidia de mis compañeras no tiene precio! XD

IMG_0147

Yo, por mi parte, le hago una tarta. El primer año que lo celebramos (2006) le hice unas magdalenas (con ayuda de mi madre, todo sea dicho). Aysss mis primeros pinitos con la repostería…

IMG_2089La verdad es que nos quedaron bien bonitas, ¿verdad mamá?

IMG_2087

Y además le hice un tarjeta – cupcake a mano

El año pasado (2012) le hice una crumb pie de frambuesas (ya pondré la receta), que le encanta. Esta vez, ya sin ayuda de mi madre, jajajaa.

IMG_0613

IMG_0614

Sin embargo, este año no podré celebrar San Valentín con Al. El 3 de febrero se fue a trabajar todo el mes a Latinoamérica y no volverá hasta el 1 de marzo. (¡Cómo le echo de menos!).

Yo quería que este año me llevara a Astrid & Gastón, un restaurante peruano, que me han dicho que es la bomba y está desde hace dos años en mi lista de restaurantes caros a los que sólo podemos ir en ocasiones especiales (dígase, San Valentín o en nuestro aniversario de bodas), pero me parece que este año me quedo sin cena…

M.

Primeras impresiones

5 Feb

Lo primero que tengo que decir de Le Cordon Bleu es que tiene un equipo de administración maravilloso. Sé que parece una tontería, pero yo que vengo de estudiar en una universidad pública, valoro mucho que los encargados de recepción y administración se tomen en serio su trabajo y sean realmente una ayuda (y no un verdadero obstáculo) para que los alumnos podamos realizar con éxito todos nuestros trámites.

Pese a que quedaban apenas 3 días para que se cerrase el proceso de matrícula y, pese a que físicamente no me encontraba en Madrid, conseguí matricularme sin apenas estrés gracias a la eficiencia de las chicas de administración. Y eso ya me dio una impresión de cómo funcionaba la Escuela.

El viernes anterior al primer sábado de clase, nada más salir del trabajo me fui a la Escuela para recoger mi uniforme y un súper maletín con el “instrumental” y de paso “hacer un reconocimiento del terreno”, ya que como me matriculé con tan poco tiempo, no había tenido la oportunidad de visitar antes la Escuela.

El uniforme es bien mono: pantalones con estampado de pata de gallo pequeña en azul marino y blanco, chaquetilla de chef blanca con escudo bordado, gorrito (parece como los antiguos de las azafatas o de los heladeros) y delantal y trapos a juego.

Por su parte, el maletín lleva de todo: un set de cuchillos que dan miedo de lo grandes que son, varillas para montar claras, espátulas, termómetros, boquillas para mangas pasteleras, pincel, descorazonador de manzanas, cucharas medidoras, etc… no le falta de nada. He de decir que cuando vi los cuchillos fui rezando por el camino para que la Guardia Civil no me parase….

Por la noche y antes de irme a dormir, dejé todo preparado para no tener que correr por la mañana. Me acosté pronto para estar descansada. Me sentía tranquila aunque estaba ansiosa por vivir esta nueva experiencia. Todo estaba listo para pasar un gran primer día de clase.

Sin embargo, el día no comenzó especialmente bien. Si bien es cierto que había ido antes a la Escuela, me perdí bien perdida por culpa de una densísima niebla que invadía la carretera y que me impedía leer los carteles indicativos. Tampoco me ayudó nada el hecho de que no hubiera ni un solo rayo de luz, ya que en pleno mes de enero en Madrid todavía es de noche cerrada a las 7 y media de la mañana. Y por si fuera poco, el GPS se volvió loco y me abandonó a mi suerte según entraba en la carretera de La Coruña….

Total, que me equivoqué tres veces de salida y me tuve que encontrar tres veces yo sola (con lo mal que me oriento y sin ver un pimiento).

nieblaa--644x362No se veía un pimiento….

Así que, aunque salí con una hora de antelación (más que suficiente ya que en sábado y tan temprano no hay ni un coche circulando) llegué a la Escuela a las 8:30 con la lengua fuera y muy estresada. ¡Y todavía me tenía que poner el uniforme y encontrar el aula!

Por suerte, mientras me iba abrochando la chaqueta por el pasillo, me encontré con el Chef que nos iba a dar clase y me acompañó muy amablemente y con una gran sonrisa al interior del aula. La verdad, me quitó los nervios en medio segundo. ¡Ahora sí que empezaba todo!

En el curso básico de repostería de sábados sólo somos 11 alumnos (todo un lujo ya que el Chef podrá estar más pendiente de todos en las sesiones prácticas). En total somos 8 chicas y 3 chicos. De todas las edades y cada uno “de su padre y de su madre”, como se suele decir. Somos dos abogados, cinco personas que trabajan en banca y finanzas, un ex militar, una ingeniera químico industrial, una dependienta de unos grandes almacenes y una odontóloga. Vamos, que profesionalmente ninguno se dedica a esto de hacer pasteles, pero todos tenemos en común nuestra pasión por la repostería.

Así que, nos presentamos, contamos un poco porqué estábamos haciendo el curso y para qué creíamos que nos serviría en un futuro.

El aula Demo (de demostración) es un espacio amplio con una cocina completamente equipada. Justo en frente de la cocina hay un montón de sillas con mesitas para que los alumnos puedan seguir la clase y tomar apuntes.

La cocina está monitorizada por cámaras que emiten su imagen en dos pantallas. Además, del techo cuelga un espejo gigante que refleja perfectamente la mesa de trabajo para no perder detalle de lo que hace el Chef.

Tras una master class en la que el Chef preparó todas las cremas de base en pastelería, nos fuimos a las cocinas a practicar lo que habíamos aprendido.

La cocina donde damos la clase práctica es espectacular. Nunca había estado en semejante cocinón: metros y metros de encimera para trabajar, neveras, congeladores, hornos y microondas supersónicos, cámaras frigoríficas, una larguísima fila de KitchenAids (modelo Heavy Duty) puestas unas al lado de las otras, placas de inducción, cocinas de gas….

En la clase práctica hicimos crema pastelera, crema inglesa y montamos nata a mano. Mi crema pastelera me quedó bastante bien y la nata, salvo por el dolooooor de brazo que agarré estaba bien también.

Sin embargo, con la crema inglesa desde luego no tuve tanta suerte porque se me cortó y la tuve que repetir otra vez.

Al final de la clase, el Chef puso todas las cremas inglesas juntas y las evaluó una por una “esta crema está bien”, “a esta le sobran 5 minutos de calor”, “esta tiene grumos” y cuando llega a la mía (que era la última) y metió la cuchara para comprobar la textura, la catalogó con un “….y esta crema es…. es….. es rara”. (T_T)

images

©Disney

Desde luego, en esta clase ya pude comprobar el altísimo nivel de exigencia de la Escuela (el ritmo de trabajo y la metodología me recordaron muchísimo -pero mucho, mucho-  a mi Despacho).

No me extraña que la Escuela goce de tan buen nombre y que de aquí salgan magníficos profesionales.

M.

Le Cordon Bleu

5 Feb

Bueno, pues tras estudiar la normativa sobre propiedad intelectual a la que estoy sujeta, ya tengo el visto bueno para poder decir que, el curso de pastelería al que estoy asistiendo es en la Escuela Le Cordon Bleu.

En concreto, el curso que yo estoy estudiando es el Certificado Básico de Pastelería en horario intensivo de fin de semana. Para mí es un privilegio la oportunidad de ser parte de este curso y aunque el horario es un poco exigente para ser fin de semana, no puedo estar más contenta con esta decisión. Pero antes de contaros mi vida, mejor os hago un briefing de qué es Le Cordon Bleu y qué representa.

¿Qué es Le Cordon Bleu?

 Le Cordon Bleu es el instituto de educación en hotelería más grande del mundo, con presencia en más de 30 países. Si bien en el extranjero, las escuelas de LCB llevan décadas en funcionamiento, la sede de Madrid tiene apenas 3 años de historia.

Tal y como nos lo describen en su página web oficial:

Le Cordon Bleu es considerado como el guardián de la técnica culinaria francesa a través de sus programas culinarios que se siguen para preservar y transmitir el dominio y la apreciación de las artes culinarias que han sido piedra angular de la gastronomía francesa desde hace más de 500 años”.

¿Por qué el nombre de Le Cordon Bleu (en español, “El Listón Azul”)?

 Según la Wikipédia (fuente global de conocimiento) el origen del nombre se sitúa en Francia en torno al año 1.500. La Wikipédia (con una redacción bastante poco cuidada) nos dice que:

Por esa época, fue creada la Orden de Caballeros del Espíritu Santo, en la cual a cada miembro se le otorgaba la Cruz del Espíritu Santo, la cual colgaba de un listón azul. De acuerdo con una versión, esta orden fue conocida por sus extravagantes y lujosos banquetes, llamados Cordon Bleu, y a pesar de que estos banquetes terminaron a causa de la Revolución Francesa, el nombre Cordon Bleu siguió siendo sinónimo de excelente cocina.

 Otra versión dice que la expresión pasó como sinónimo de excelencia y esto pasó a otras áreas como la cocina. De este modo un poeta aspirante a entrar en la Academia francesa en el siglo XVII definió a la misma como el «le cordon bleu des beaux esprits» (el listón azul de los bellos espíritus) y fue elegido”.

La escuela en Madrid

 Como he dicho antes, Le Cordon Bleu es una escuela con presencia internacional. En concreto, tiene sedes en Japón (Tokyo y Kobe), Francia (París), Reino Unido (Londres), Canadá (Ottawa), EE.UU. (Atlanta, Austin, Boston, Chicago, Dallas, Las Vegas, Los Ángeles Minneapolis, Miami, Orlando, Portland, Sacramento, San Francisco, Scottsdale, Seatlle y  San Luis), Australia (Adelaide, Sydney y Melbourne), Perú (Lima), Corea del Sur (Seúl), México (México DF) y Tailandia (Bangkok).

En España, la sede del Cordon Bleu se ubica en la Universidad Francisco de Vitoria, en Pozuelo de Alarcón, Madrid (yo le tengo cariño a esta universidad porque Al estudió allí su carrera).

La Escuela es un edificio moderno dotado de las mejores instalaciones: aulas de demostración, cocinas de tipo industrial para las sesiones prácticas, biblioteca, zonas comunes, etc…

Por mucho que os lo describiera no sería capaz de hacerlo como se merece. Por eso, para todo el que quiera conocerla, recomiendo que vaya el martes 12 de febrero a las jornadas de puertas abiertas. Alucinaréis tanto como yo el primer día.

Los programas

En primer lugar, hay una cosa importante que hay que saber sobre los cursos en LCB y es que están enfocados para formar a futuros profesionales. Me refiero a que, si lo que se busca es un curso para simplemente entretenerse, quizás LCB no es la mejor opción. Hacer uno de estos cursos es una verdadera inversión de dinero y de tiempo. De hecho, el proceso de evaluación es muy exigente y se puede suspender y no llegar a obtener el título al final del curso.

En LCB hay tres grades titulaciones: el Diploma de Cocina, el Diploma de Pastelería y Le Grand Diplôme (que se otorga cuando se obtienen los otros dos diplomas anteriores). A su vez, el Diploma de Pastelería y el Diploma de Cocina se compone cada uno de tres módulos: el básico, el intermedio y el superior que se acreditan con certificados tras la superación de cada uno de ellos.

Normalmente, cada módulo se cursa en 3 meses. En total, para terminar cualquiera de los diplomas hacen falta 9 meses, incluido Le Gran Diplôme (lo que cambia es el número de clases que se tienen a la semana, teniendo 3 sesiones el de cocina, 2 sesiones el de pastelería y 5 sesiones el Grand Diplôme).

esquema_edu_horizontal_vertical

Pues bien, debido a la demanda, este año 2013 han decidido lanzar los certificados básicos, tanto de cocina como de pastelería, en horario nocturno (de 19:00 a 22:00 horas de lunes a jueves) y en un intensivo los sábados (de 08:30 a 15:00 horas) para todos aquéllos que como yo, tenemos “otra vida” y no tenemos otro modo de poder asistir a las clases.

En la Escuela me han dicho que si se desarrollan bien estos cursos en horarios especiales, el año que viene habrá más convocatorias, añadiendo cada año un nivel nuevo según la primera promoción vaya ascendiendo J

En cuanto al proceso de selección y de solicitud de plaza, en su página web encontraréis toda la información al respecto: http://www.lcbmadrid.com/

Un beso.

M.

My Sweet Lawyer

El mundo de la pastelería visto por una abogada

Etsy Shop for AlgoBlue

El mundo de la pastelería visto por una abogada

Retro Cake

El mundo de la pastelería visto por una abogada

Teresa Palazuelo

El mundo de la pastelería visto por una abogada

Megasilvita

El mundo de la pastelería visto por una abogada

El Rincón de Bea

El mundo de la pastelería visto por una abogada

Objetivo: Cupcake Perfecto.

El mundo de la pastelería visto por una abogada

muymolon

las cosas que le gustan a mr wonderful